J&R Clinic Recomienda:

J&R Clinic Recomienda:

J&R CLINIC Recomienda:

En este Blog, ponemos a tu disposición Toda información sobre Novedades en el mundo de la MEDICINA ESTÉTICA, y en el campo de FISIOTERAPIA & OSTEOPATÍA: Noticias, Consejos y Recomendaciones sobre los aspectos Relacionados con la Salud, alimentación y Belleza

Mantener una postura correcta es indicador de buena salud.

FISIOTERAPIA & OSTEPATÍAPosted by jr-clinic Mon, February 27, 2017 21:52

La postura es la posición que adoptan los diferentes segmentos corporales en el espacio y en relación a ellos mismos. Si esta relación es la adecuada, nuestra postura será favorable; de lo contrario, existen algunos consejos que nos pueden ayudar.

La postura que adoptamos depende en gran medida de la tonificación de los músculos tónicos o posturales, de la tensión ligamentaria, del apoyo plantar o del pie, de los captores visuales, los receptores estomatognáticos (la boca) y del sistema vestibular del oído que colabora grandemente en el equilibrio.

Los músculos tónicos(o de la estática) son aquellos cuya acción permite vencer la gravedad y mantener la postura erguida. Se organizan en cadenas y, a groso modo, son los que se sitúan en la parte posterior de nuestro cuerpo desde la cabeza hasta los pies.

Sin embargo, debemos aclarar que para mantener una buena postura (y evitar dolores y molestias) será necesario que todos los músculos se encuentren fortalecidos de manera que nos permitan movernos correctamente y mantener un equilibrio mecánico. Aún así, podríamos decir que existen ciertos músculos más involucrados que otros y que fortaleciéndolos pueden ayudar a aquellas personas que se perfilan hacia algún problema postural debido a una incorrecta curvatura de la columna vertebral.

Entre los principales músculos que intervienen en la postura se encuentran el trapecio, los extensores dorsales, el recto abdominal, el oblicuo interno, el oblicuo externo y el transverso abdominal.Está claro que sin un buen soporte anterior que consiga mantener la parte superior del cuerpo éste caería hacia adelante. Sucede lo mismo con la musculatura ubicada en la parte trasera del cuerpo y en los miembros inferiores.

Está claro que sin un buen soporte anterior que consiga mantener la parte superior del cuerpo éste caería hacia adelante. Sucede lo mismo con la musculatura ubicada en la parte trasera del cuerpo y en los miembros inferiores.

Además, una base de apoyo inadecuada o alterada generará problemas posturales que pueden repercutir en dolores de cuello o espalda. Es por este motivo que los fisioterapeutas-osteópatas hacemos una revisión postural global al inicio de cada sesión.

Vamos a recomendarte algunas pautas para prevenir que aparezca una mala postura:

1- Realiza actividad física regularmente:Resulta imprescindible evitar el sedentarismo en la medida de lo posible, ya que mantener una misma posición durante largos períodos de tiempo lleva a curvar la columna vertebral y generar una postura incorrecta. Una actividad física adecuada tonificará los músculos responsables de la estabilidad de la espalda y evitará las malas posturas.

2- Realiza Ejercicios funcionales y fortalece tus abdominales :
La pared abdominal es uno de los puntos de fuerza del organismo, ya que es el centro neurálgico motor del cuerpo (la mayoría de las acciones que realizamos hacen que intervengan los músculos abdominales). Por esto, tener una pared abdominal fuerte nos permitirá rendir más, conseguir mejores resultados y realizar los movimientos de forma correcta.

EL Trabajo de la musculatura abdominal, además de proporcionar un vientre plano,tiene otros efectos en el organismo que van más allá de lo meramente estético:
- permitirá lograr que cada uno de los órganos internos se mantengan en su lugar y no se produzcan descolgamientos (tras partos, años corriendo, sobrepeso…).

- a nivel digestivo, ayudará a activar y acelerar el movimiento intestinal y agiliza la asimilación de los alimentos y la eliminación de deshechos.

- ayudará a mantener todo el tronco mucho más estable, lo que implica tener una musculatura lumbar potente. Es cierto que lo ideal es combinar el entrenamiento lumbar con el abdominal para conseguir proteger al máximo la espalda y toda la zona lumbar.

3- No te olvides de estirar la musculatura que esté acortada. tu fisioterapeuta-osteopata será capaz de detectar en una valoración qué musculatura debes ejercitar y cual deberías estirar.

4- Cuida la postura cuando estés sentado: hoy en día pasamos muchas horas sentados delante del ordenador, es muy importante adoptar una posición adecuada libre de vicios posturales que afecten a nuestra espalda. La silla y los trabajos de escritorio o frente al ordenador propician un ámbito para el desarrollo de los dolores de espalda, cuello y columna. Un buen truco para sentarse bien es la utilización de una pelota de pilates en lugar de la silla.

5- Duerme sobre una superficie adecuada: Una buena cama donde descansar proporcionará el descanso que tu espalda merece y no se resentirá a la hora de levantarnos.

6- Realiza una buena respiración: una inspiración y espiración profundas ayudarán a relajar tus músculos evitando contracturas. Recuerda que tenemos el DIAFRAGMA, un músculo muy potente que es capaz de oxigenar todo el cuerpo.

7- Utiliza técnicas o actividades de relajación para destensar los músculos de la espalda y quitar el estrés diario que hace que tus músculos se acorten.

8- Controla tu peso: un peso excesivo puede hacer variar las curvaturas de la columna produciendo un desequilibrio postural que a la larga limitará nuestros movimientos y desembocará en dolores de espalda. Tu fisioterapeuta-osteopata también puede darte asesoramiento nutricional.

En J&R GLOBAL MEDICAL CLINIC te animamos a que nos visites aunque no te duela nada. En una revisión periódica podremos detectar disfunciones y tratarlas antes de que den síntomas. Además, siempre podremos ayudarte y asesorarte acerca de cómo conseguir una buena postura.








  • Comments(0)//consejos.jr-clinic.es/#post21

¿Qué es una TENDINITIS y Cómo Podemos Tratarla?

FISIOTERAPIA & OSTEPATÍAPosted by jr-clinic Fri, December 02, 2016 13:27
Las tendinopatías son un motivo de consulta muy común en las clínicas de fisioterapia y suelen estar relacionadas con la práctica deportiva intensa, aunque también con actividades laborales o recreativas.

Se definen como el conjunto de patologías que afectan a la estructura tendinosa (tendón). Se producen por un exceso de carga o tensión en los tendones. Esto provoca microtraumatismos que van debilitando las estructuras tendinosas (células, fibras, matriz extracelular, vasos) y llevan a una lesión por sobreuso, sobreesfuerzo o crónicas. El exceso de carga puede ser un esfuerzo repetitivo, un estiramiento excesivo del músculo o malas posturas mantenidas.

Por citar algunas de las tendinopatías más frecuentes podemos nombrar: Tendinopatía rotuliana, Tendinopatía del Aquiles, Epicondilitis, Pubalgia y Tendinopatía del Supraespinoso.

En J&R Global Medical Clinic tratamos de forma habitual toda clase de tendinopatías, y sabemos que un buen diagnóstico médico, osteopático y fisioterapéutico es básico para poder ofrecer un tratamiento correcto y eficaz.

podrás conocer más sobre las Tendinitis , cómo prevenirlas o tratarlas en caso de que ya existan haciendo Click aqui : Tratamiento Tendinitis
y si tienes cualquier duda , puedas contactarnos a través de nuestro correo electrónico: info@jr-clinic.es , estaremos encantados de atenderte.











  • Comments(0)//consejos.jr-clinic.es/#post17

La Epicondilitis en fisioterapia & osteopatia

FISIOTERAPIA & OSTEPATÍAPosted by jr-clinic Fri, December 02, 2016 12:39



La epicondilitis es una lesión que se caracteriza por dolor en la cara externa del codo llamada epicóndilo localizada en la zona más inferior del húmero. Está provocada por movimientos repetitivos, lo que ocasiona microroturas fibrilares y reparación inadecuada de los tendones de los músculos que se originan en la región del epicóndilo, por tanto, cualquier persona que realice trabajos que impliquen movimientos repetidos es susceptible de sufrir esta afección.

Estos movimientos que causan la lesión son fundamentalmente la extensión de la muñeca y la supinación del antebrazo, lo cual ocasiona una tendinitis que afecta a los tendones de, principalmente, músculo extensor común de los dedos, extensor del tercer dedo y primer y segundo radial.

Los cambios inflamatorios se han observado en los procesos agudos, pero estos están ausentes si la lesión se hace crónica. En estas fases crónicas se habla de tendinosis, que es un proceso degenerativo de las fibras del tendón. Esto podría explicar porqué los tratamientos de infiltración con corticoesteroides tienen poca utilidad en las etapas crónicas de la enfermedad.

La incidencia máxima de la epicondilitis tiene lugar entre los 34 y 54 años y no se han encontrado diferencias de frecuencia entre hombres y mujeres, pero la lesión es más frecuente en el codo que corresponde a la mano dominante. Además existe una relación clara con ciertas actividades profesionales o la práctica de deportes de raqueta. En muchas ocasiones la epicondilitis se considera enfermedad profesional y está relacionada con la repetición continua de ciertos movimientos en algunas profesiones: pintores, trabajadores de la construcción, leñadores, mecánicos, carniceros, fontaneros, chapistas, carpinteros o ebanistas, e incluso profesiones que hagan uso continuado del ordenador debido al manejo del ratón, como administrativos, diseñadores, etc.

Los síntomas más frecuentes de esta lesión son:

  • - Dolor en la parte externa del codo, sobre el epicóndilo.
  • - Dolor e impotencia funcional con los movimientos de extensión de la muñeca y supinación del antebrazo.
  • - Dolor a la palpación de la zona epicondílea y con acciones simples como elevar una botella o tomar una taza de café, también en deportes como el tenis o pádel.
  • - El dolor suele ceder con el reposo o durante el descanso nocturno.
  • A veces puede llegar a convertirse en un proceso crónico que requiere cirugía.
  • - No suele ir acompañada de alteraciones de origen neurológico, pero al dolor puede irradiarse hacia el brazo y el antebrazo, debido a que en muchas ocasiones se asocian puntos gatillo miofasciales en la musculatura implicada.

El tratamiento va encaminado a aliviar o eliminar el dolor y la inflamación, y para ello se utilizan algunas de las opciones siguientes:

  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINES).
  • Reposo de la articulación con reducción de las actividades que provoquen el dolor, disminuyendo el tiempo de actividad y la intensidad del esfuerzo.
  • Fisioterapia, mediante la aplicación de técnicas que describiremos más adelante.
  • Infiltración con corticoides alrededor del epicóndilo. Últimamente se ha demostrado que la infiltración con Plasma Rico en Plaquetas es superior a la infiltración con corticoides, reduciendo el dolor y mejorando la capacidad funcional.
  • Terapia ocupacional. Es recomendable limitar los movimientos que producen la patología, siendo recomendable un estudio ergonómico del puesto de trabajo para evitar los movimientos repetitivos que provocan la enfermedad.
  • Cirugía. Está recomendada en ciertos casos que no responden a ninguna de las medidas anteriores.

En la Clinica de fisioterapia & Osteopatía de J&R Global Medical Clinic somos especialistas en el tratamiento de esta patología, bien aplicando alguna de las medidas conservadoras antes descritas, o bien implementando un exhaustivo plan de diagnóstico y tratamiento.

En primer lugar debemos realizar un diagnóstico diferencial que nos ayude a evidenciar una epicondilitis real, provocada por alguno de los agentes causales que hemos descrito, o una epicondilitis de origen cervical e incluso también de origen visceral.

En el caso de que estemos ante una epicondilitis real o de origen cervical, procederemos de la siguiente manera:

  • En primer lugar habrá que normalizar la inervación, tanto sensitiva como motora, de la región epicondílea. Para ello deberemos revisar y tratar las cervicales medias, sobre todo los niveles C5-C6, puesto que es donde se localiza ese control neurológico, así como el dermatoma y esclerotoma de esa zona.
  • Por otro lado, habrá que asegurarse que el recorrido de esos nervios, así como del sistema vascular que aporta sangre a esa región, se encuentre libre de zonas de tensión que pudieran poner en conflicto a estas estructuras. Para ello deberemos revisar la musculatura de los escalenos, el pectoral menor o la musculatura profunda del codo, y también estructuras óseas como la primera costilla o la clavícula.
  • También habría que normalizar el control neurovascular, mediante la manipulación de las zonas correspondientes como las dorsales medias o la charnela cervicotorácica, por su relación con el ganglio estrellado.
  • A partir de ahí, habría que revisar y tratar las disfunciones propias que pudieran haber en el codo, como la lateralidad interna, la cabeza de radio posterior, pronación o rotación de cúbito, y también las articulaciones adyacentes como cintura escapular, muñeca y mano por si pudieran presentar disfunciones que influyan.
  • Por último se tratarán los tejidos blandos, mediante técnica de bombeo o inhibición, stretching, técnicas miofasciales, punción seca o masaje, para devolver la normalidad a estos tejidos.

Por otro lado, hemos visto que la epicondilitis podría tener un origen visceral, sobre todo debida al sistema hepato-biliar, al estimular zonas de control neurovascular o sensitivas y motoras comunes para ambos. Para ello habría que normalizar el diafragma y hacer el tratamiento visceral pertinente.

Como hemos podido ver, la epicondilitis es una patología que requiere de un amplio conocimiento y una exhaustiva anamnesis para poner en marcha las medidas terapéuticas más eficaces. Por ello, si sufres de esta patología, ponte en contacto con J&R GLOBAL MEDICAL CLINIC y estaremos encantados de atenderte.



  • Comments(0)//consejos.jr-clinic.es/#post16

INFLAMACION Y NUTRICION

FISIOTERAPIA & OSTEPATÍAPosted by jr-clinic Wed, November 23, 2016 11:56

La inflamación es una respuesta del organismo caracterizada por presentar todos o algunos de los siguientes síntomas: dolor, enrojecimiento, aumento de la temperatura o edema.

Estos procesos tienen como objetivo final eliminar las toxinas que se encuentran en los tejidos entorpeciendo el funcionamiento normal del organismo. Al ser un proceso de desintoxicación y de limpieza, no nos conviene eliminarla completamente a no ser que ponga en peligro la integridad de los tejidos. Por esta razón, se considera que la inflamación no debe suprimirse con la medicación sino suavizarse dejando que cumpla su función ya que tiene un efecto sanador sobre el organismo.

Cuando no tenemos una dieta adecuada, o bien no ingerimos ciertos nutrientes esenciales o ingerimos algunos perjudiciales, podemos entrar en un estado de inflamación que se perpetúa en el tiempo llamada “inflamación crónica de bajo grado”. Como hemos visto, esto disminuiría la capacidad del organismo de eliminar las toxinas de sus tejidos y de repararlos, pudiendo predisponer a la aparición de lesiones o a la cronificación de las existentes.

En este sentido, la nutrición usada adecuadamente calma la inflamación tanto crónica como aguda a largo plazo. Se debe utilizar como ayuda en una crisis para calmar la inflamación, ayudarla a que cumpla su propósito y evitar que vuelva a reaparecer en el futuro. Una dieta antiinflamatoria junto con una suplementación adecuada favorecen los mecanismos normales a los que el cuerpo humano recurre en momentos de crisis inflamatoria. Si la dieta no favorece estos mecanismos, cualquier otro remedio que utilicemos ya sea natural o convencional va a resultar mucho menos eficaz.

Cuando surge una respuesta inflamatoria en el organismo, se liberan sustancias como prostaglandinas, leucotrienos, tromboxanos, etc. pero las podemos disminuir mediante la ingesta de determinadas sustancias como ácidos grasos poliinsaturados, vegetales de hoja verde o frutas, con alto poder en cuanto a la limpieza de toxinas y mejora de la función de los órganos encargados de su eliminación. Sin embargo, también podemos aumentarlas si consumimos alimentos que promueven la formación de ácido araquidónico (precursor de las sustancias inflamatorias), como pueden ser las carnes y otros alimentos de origen animal como los huevos o productos lácteos. Incluso una reducción en la cantidad de horas de sueño, como pasar de dormir 8 horas a dormir 6 horas, incrementa hasta en un 40% la formación de IL-6, también inflamatoria.

Además de estas consideraciones nutricionales o de sueño, también se pueden incluir en la dieta suplementos con acción antiinflamatoria como: vitaminas antioxidantes (A, C, E), metionina, aloe vera, bromelina, zinc, etc.

Como podemos ver, la relación entre la nutrición y la inflamación es muy importante, de manera que se vuelve imprescindible revisarla e introducir los cambios oportunos para lograr un mejor funcionamiento del organismo y una mejor resolución y reparación de las lesiones.

Desde La Clínica J&R GLOBAL MEDICAL CLINIC disponemos de los medios necesarios para detectar estas alteraciones y recomendarte las mejores opciones nutricionales para que, junto con nuestro tratamiento, la resolución de tu patología sea lo más completa, rápida y duradera posible



  • Comments(0)//consejos.jr-clinic.es/#post13

ANTIINFLAMATORIOS NATURALES PARA DOLORES ARTICULARES

FISIOTERAPIA & OSTEPATÍAPosted by jr-clinic Thu, September 15, 2016 21:43
LAMBERTS PRESENTA MSM–(metilsulfonilmetano), un Analgésico y Antiinflamatorio natural ideal para tratar el dolor en las articulaciones.

El MSM (metilsulfonilmetano) tiene efectos muy positivos sobre la hiperacidez, parásitos, estreñimiento, alergias e inmunomodulación, aunque el efecto terapéutico más notable y por el que es más conocido es sobre el dolor y la inflamación.

Sus efectos beneficiosos se justifican gracias a la acción que ejercen las enzimas antioxidantes como la N-Acetilcisteína y Glutationa cuya acción sobre el dolor y la degeneración de tejidos que cursa con inflamación, es muy notable.

Es recomendable para completar tratamientos en casos de artritis reumatoide, osteoartritis y en general, en las inflamaciones ydolor en las articulaciones.

BENEFICIOS DEL AZUFRE

El azufre es necesario para la formación del tejido conectivo y se ha observado que la concentración de azufre en cartílago artrítico es un tercio de la que se encuentra en el cartílago normal.

En diversos estudios realizados con MSM se ha demostrado que, en estos casos, disminuye el dolor (hasta el 80% a las 6 semanas) y mejora la movilidad a partir de los 14 ó 15 días.

DOSIS RECOMENDADAS

El MSM es una de las sustancias biológicas menos tóxicas, con una

Según investigaciones realizadas en Oregon Health Sciences University, el uso prolongado de MSM a dosis superiores a 2g/día se tolera bien, sin producir efectos adversos.

Cabe destacar también que personas con hipersensibilidad a aspirina, a antibióticos orales y a otros antiinflamatorios no esteroideos (NSAIDS) toleraron bien el MSM al administrarlo conjuntamente o una hora después de tomar estas sustancias, según diferentes estudios.

Normalmente, las dosis diarias utilizadas suelen ser de 1.000-2.000mg de MSM/día.

La única precaución a tener en cuenta sería su administración durante embarazo y lactancia, ya que no se disponen de estudios de seguridad en esas situaciones.

PRESENTACIÓN

Envase de 120 cápsulas de 1000 mg





  • Comments(0)//consejos.jr-clinic.es/#post7